Entrevistas

Por Rafa Gandía

Ilusión y ambición, pero siempre con los pies en el suelo. Son las sensaciones que desprende Eva Calvo antes de iniciar su andadura en Río en la modalidad de Taekwondo. La madrileña saca unos minutos para hablar con Planeta Olímpico sobre cómo afronta los Juegos.

Planeta Olímpico - ¿Qué día llegaste a Río?

Eva Calvo - Llegamos el ocho, ya llevamos aquí tiempo. 

- ¿Ya estás totalmente aclimatada a Río (jet lag, cambios de horario…)?

- Sí, estamos muy bien. Muy aclimatados. Yo no he tenido problemas de jet lag. Algunos (miembros del equipo) sí que se levantan pronto, pero yo he dormido perfectamente.

- ¿Qué tal la Villa Olímpica?

- Muy bien. Me la esperaba mucho peor por cómo la pintaba la gente que había venido antes, pero yo no he visto ningún problema. Un poco la organización, pero a parte de eso está bien.

- ¿Dónde estáis entrenando?

- Aquí al lado, en Río Centro.

- ¿Cuánto tardáis en llegar?

- Tardamos diez minutos andando. Está genial.

- Vayamos a la competición, ¿cómo te encuentras? Has hecho un buen ciclo olímpico pero, quizás, los resultados que has obtenido en los últimos meses son diferentes a los que has obtenido en el resto del ciclo. ¿Quizás porque con la clasificación ya asegurada has pensado más en preparar estos Juegos?

- Bueno, en realidad estos meses solo ha sido el campeonato de Europa, que parece que he tenido una racha chunga (Se ríe). Fue solo el campeonato ése, que me salió un poco mal.

- Es que nos tenías mal acostumbrados...

-También es verdad. Fue ese campeonato que me salió mal porque eran los petos nuevos. A mí me ha costado adaptarme y bueno, a veces me pasa, que el primer combate me cuesta y me salió un poco mal. Pero bueno, prefiero haber hecho mal ése y aprender para este campeonato. Prefiero tomar nota sobre lo que mejorar, que es lo que hemos estado trabajando estos meses, y yo vengo con muchas ganas. No pienso ni en los campeonatos anteriores ni nada.

- ¿Cómo te encuentras físicamente? ¿Te ves bien?

- Sí, muy bien. Además, esta vez la bajada de peso la he hecho con mucho tiempo para que no me pille el toro y estoy muy contenta. Me siento fuerte, rápida y bien adaptada a Río.

- ¿Cómo ves a tu primera rival?

- Es Tailandia. No la conozco porque se clasificó en el Preolímpico asiático en vez de por ránking.  Es nueva. Hemos visto algunos combates por internet. Hay tres o cuatro para pillarles el truco y entrenar en función de lo que hace, pero bueno, como nunca he luchado con ella, tampoco sé cómo me saldrá o cómo me lo tomaré, pero con el estudio que hemos hecho tengo una idea más o menos de ella.

- ¿Te preocupa no conocer a tu rival?

- Es el punto que más me preocupa de lo que es ella, pero luego ya sí que tenemos controlada la táctica que hace y lo que yo le puedo hacer a ella. Entonces la única preocupación era ésa, pero yo creo que hemos hecho bien el trabajo estos meses. Tengo un esquema para hacerlo bien.

- Y el resto del cuadro, si no hay sorpresas, ¿cómo lo ves?

- Mi parte del cuadrante es la más complicada. Personalmente creo que ahí he tenido mala suerte, porque si hubiera sido cabeza cuatro, yo soy cabeza dos, lo hubiera tenido más fácil en mi opinión. Pero bueno, es lo que hay y tendría a la que gané del Croacia - Irán. La iraní es una muchacha que mide 1,90, es altísima. Luego tendría a Japón o a Egipto.

- ¿Cuál es tu objetivo?

- Mi objetivo, ya que estoy aquí, es el oro, pero sé que es difícil y es lo que todo el mundo persigue. Una vez que estás aquí hay que aspirar a lo máximo.

- Si no lo consiguieras, ¿estarías decepcionada?

- No es solo por el resultado. Yo lo que quiero es terminar el campeonato, estar contenta con lo que he hecho y disfrutar la experiencia. Este campeonato es muy importante y, sobre todo, es importante porque vivirlo es lo máximo. Entonces, no quiero quedarme con la sensación de que no he hecho lo máximo que podría hacer o que se me ha pasado deprisa y no lo he disfrutado. Prefiero ir viviéndolo todo poco a poco, combate a combate, y lo que tenga que ser será. 

- Todo el mundo dice que los Juegos son diferentes a cualquier otro campeonato, ¿ya lo has notado?

- Sí, sobre todo, por fuera. Nosotros nos lo tomamos igual. Es entrenar y, más o menos, lo mismo. Lo que sí se nota es la familia, amigos que te escriben mensajes. Los periodistas estáis mucho más encima... Aquí es como si hubiera mucha más repercusión, en España y en el resto del mundo. Aunque, en realidad, lo que hacemos nosotros en el día a día es lo mismo de siempre y ¡menos mal! Ya que eso te sirve para estar más centrado.

- ¿Y el nervio competitivo es el mismo que en un Europeo o un Mundial?

- Sí, pero yo personalmente tengo más ganas. Quiero vivirlo. Quiero ver cómo es eso de decir: 'estoy compitiendo en unos Juegos'. Pero luego lo que tú piensas de cabeza es lo mismo

#losJJOOsontodoslosdias

Editado por:
OLIDREAM SPORT,S.L