Entrevistas

FOTOS: Planeta Olímpico

Por Natalia Freire @ladeporteca

Con la llegada de las vacaciones surgen Campus deportivos a lo largo y ancho de toda la geografía española. En planetaolimpico.es hemos visitado el que dirige una de nuestras Niñas de Oro, la Campeona Olímpica Tania Lamarca que recientemente ha sido condecorada con la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo, una de las más altas distinciones a las que puede aspirar un deportista.

El Colegio Internacional New Castelar en San Pedro del Pinatar, (Murcia) lleva casi nueve años abierto pero desde hace algo más de un año cuenta con una nueva dirección que en muy poco tiempo ha puesto en marcha numerosas iniciativas relacionadas con el deporte. Su directora ejecutiva, Mª del Mar Sánchez, nos recibió amablemente.

¿Cómo surgió la idea de realizar este Campus?

Mª del Mar Sánchez: El colegio está comprometido con los deportes en general. Tenemos una alumna que está compitiendo en el Nacional de Rítmica (Marta Martínez), alumnas que compiten en hípica, un alumno que lo hace a nivel nacional en supermotard, alumnos que compiten en ajedrez… Desde el centro siempre tratamos de ayudarlos, motivarlos y patrocinarlos. Pero nuestro compromiso con los valores que transmite el deporte a la sociedad no se limita sólo al colegio y por eso éste es un Campus abierto a niñas de toda la zona. De hecho nos encanta recibir a niños de otros colegios, de otras localidades, fomentar relaciones e intercambiar experiencias educativas.

No es la primera vez que un deportista de élite se acerca a este colegio.

Mª del Mar Sánchez: Además de Tania Lamarca, nos han visitado el tenista Nicolás Almagro y el jugador de baloncesto Vítor Faverani. Y también tenemos como profesor de nuestra actividad extraescolar de Futbol Sala al exjugador Paulo Roberto. Creemos que es importante que los deportistas de élite estén en contacto con los alumnos, que vengan, visiten el cole y que les hablen de sus experiencias y de lo que aporta el deporte a sus vidas. Son un ejemplo muy claro de lo que pueden alcanzar con el trabajo, con la superación y pueden comprobar de primera mano que todo esfuerzo obtiene recompensa. Y también pudieron disfrutar junto a ellos cuando los alumnos tuvieron la oportunidad de jugar al tenis con Nico Almagro y al baloncesto con Faverani.

Desde el equipo docente, ¿realizáis un trabajo antes y después de la visita?

Mª del Mar Sánchez: Sí. Concretamente el anuncio de la visita de Nico Almagro provocó mucho revuelo entre el alumnado porque, además, es de la región de Murcia y se le esperaba con gran expectación. Pero también, como es, además de un gran deportista, una persona excepcional, despertó gran interés por el tenis y por su trayectoria incluso en aquellos alumnos a los que ni siquiera les gustaba el tenis.

Almagro y Faverani sólo estuvieron aquí un día pero el Campus de Tania Lamarca tiene otras características.

Mª del Mar Sánchez: Por supuesto porque para las niñas es una oportunidad única de convivir las 24 horas del día con una deportista como Tania Lamarca que tiene tanto que aportar. Pero además se está realizando de una forma muy disciplinada, con muchas horas de entrenamiento para que las que nunca han hecho rítmica se familiaricen con el deporte y para que mejoren su técnica las que ya lo practican. Y estos entrenamientos se combinan con talleres de peluquería y maquillaje para gimnastas y, por supuesto, clases de inglés. Pero estamos muy contentos con la participación, las niñas están disfrutando muchísimo y espero que podamos repetir el próximo año.

Tras charlar con Mª del Mar Sánchez nos fuimos a hablar con las protagonistas de esta historia: las alumnas del Campus.

Entre las asistentes encontramos a dos niñas que han competido recientemente en el Campeonato Nacional celebrado en Pontevedra a comienzos de Julio: Elena Zapata y Marta Martínez. Marta es una apasionada de la Rítmica y una gimnasta muy prometedora pero toda la seguridad que muestra sobre el tapiz se volvió timidez cuando nos acercamos a preguntarle sobre la experiencia de convivir con una campeona olímpica. Y lo mismo le ocurrió a Elena. Finalmente fue Imma Buendía, compañera de Marta y Elena en el Club Gimnasia Competición de Torre Pacheco, la que se mostró menos tímida a la hora de contestar a nuestras preguntas.

Nos contaron que aunque ellas ya son gimnastas y suelen competir, en estos días junto a Tania Lamarca habían aprendido sobre todo técnica, colocación corporal y lanzamientos. También nos confesaron que sus gimnastas favoritas son Carolina Rodríguez, Natalia García, Sara Llana y Andrea Pozo y entre las internacionales Yana Kudryavtseva, Silvia Miteva y Anna Rizatdinova son las más populares. Aunque muchas recuerdan y admiran a la gran Alina Maksymenko. Nos quedó claro que estas niñas tienen buen gusto.

Entre las más pequeñas había varias que nunca habían hecho rítmica y que nos contaron que lo estaban pasando genial porque era un campamento distinto a los que habían estado anteriormente y que les estaba encantando el contacto con los aparatos (la cinta y las mazas eran sus favoritos). Pero que lo mejor era la convivencia con otras niñas que ya habían hecho gimnasia y estar con Tania y su equipo.

El equipo de Tania Lamarca lo forman Agueda Vergara, entrenadora del Club Gimnasia Competición de Torre Pacheco y que además ha sido Juez por parte de la Comunidad de Murcia en el Campeonato de España celebrado en Pontevedra, Tatiana Martínez, entrenadora en el Club Amarion de Almoradí y Técnico Nacional y Amets Gerico, asistente de Tania Lamarca.

¿Cómo es el Campus?

Tania Lamarca: Es un Campus para niñas de todo tipo de nivel. Tenemos desde niñas que no habían hecho nunca gimnasia y les apetecía aprender a niñas que están compitiendo. Lo que hemos hecho ha sido adaptarnos nosotras al nivel de cada niña. Probamos un poquito de todo porque queremos que las niñas se vayan con la sensación de que han hecho cosas nuevas que durante el año no han podido practicar. Tocamos todos los aparatos, hacemos técnica corporal, ballet, preparación física… Un poco de todo. Queremos que prueben cosas. Cada una en su nivel y sin exigirles. Estamos en un Campus de verano, no estamos en una competición, ni preparando ningún campeonato importante así que no se exige nada, simplemente, que se lo pasen bien y que disfruten de lo que están haciendo.

¿Hay alguna niña de vuestros clubs?

Agueda Vergara: Sí. Hay muchas niñas de Torre Pacheco que tienen bastante nivel pero se adaptan a las demás. Lo importante es que disfruten porque aunque sean niñas que tienen nivel de competición aquí están trabajando cosas que durante el año no pueden trabajar porque si durante la temporada están preparando un ejercicio individual con un aparato no pueden practicar con otros aparatos. Y como aquí no tienen la presión del campeonato pueden disfrutar más y divertirse al mismo tiempo que aprenden cosas nuevas. Sobre todo que disfruten, se lo pasen bien y que aprendan.

Tania Lamarca: Y la convivencia. Que convivan y conozcan los valores de estar con las compañeras, de trabajar en equipo. A través de la gimnasia, casi sin darse cuenta, los aprenden. Y además, conviven con nosotras, las entrenadoras. Ellas están acostumbradas a llegar a sus clubs, entrenar y marcharse pero aquí nos ven despertarnos, nos ven desayunar, nos ven por la noche, pueden preguntarnos cosas durante la jornada, y esa convivencia con nosotras para ellas también es atractiva.

Agueda Vergara: Y lo mismo nos pasa a las entrenadoras. Pasamos muchas horas con ellas entrenando durante el año y luego cuando empiezan los campeonatos se viven muchas situaciones emocionantes. Al final te conviertes en una segunda madre. Aquí todo es mucho más relajado.

Además de la convivencia, ¿qué aporta un Campus de Rítmica?

Tania Lamarca: Yo creo que principalmente les ayuda a disciplinarse porque es un deporte que necesita coordinación con las compañeras en cada ejercicio y concentración individual para que las cosas salgan. Aprenden a trabajar en conjunto, a avanzar y a adaptarse a situaciones que pueden encontrar tanto en los entrenamientos como en la vida cotidiana y también a encontrar seguridad y a confiar en las compañeras.

Algunas de ellas afirman que no tienen como objetivo llegar a la élite de la Rítmica y aún así siguen practicándola y asistiendo a este tipo de iniciativas. Quizás puedan hacerlo en otro deporte. Queralt Castellet, Subcampeona del Mundo de Snowboard practicó rítmica. ¿Es posible compaginar dos deportes?

Tatiana Martínez: Yo he sido gimnasta de competición y ahora soy Técnico y la verdad es que ya es bastante complicado compaginar la vida como deportista con la personal así que con otro deporte me parece imposible. Ser deportista de competición y combinar esta actividad con los estudios o con un trabajo es muy difícil. Pero todo depende de la ayuda que recibas, de la gente que te acompaña, de la que apuesta por ti y disfrutar de lo que haces aunque cueste mucho esfuerzo. Porque al final obtienes una recompensa. Por ejemplo, yo soy Licenciada en Publicidad. Me costó mucho pero al final lo conseguí.

¿Y seguías compitiendo mientras estudiabas la carrera?

Tatiana Martínez: No, yo dejé de competir con mi Club, el Montemar de Alicante, a los 16 años y decidí apostar por los estudios y buscar un trabajo lejos de la Rítmica. Pero es algo que una vez que lo pruebas ya forma parte de tu vida para siempre. Y por eso también soy Técnico.

Agueda Vergara: Y yo Juez. ¡Es que es un deporte que te engancha!

Tania Lamarca: A mí me pasó lo mismo. Yo tuve una etapa después de ser deportista de alto nivel en la que no quería saber nada de la rítmica.

Y está muy bien explicada en tu libro Lágrimas por una Medalla y que tienen todas las niñas de este Campus...

Tania Lamarca: Eso es. Tras mi retirada necesitaba desconectar y cuando ya cerré todas las heridas volví a cogerlo con más ganas. Ahora disfruto trabajando con cualquier niña, ya sea con una pequeña que está empezando como con una que está compitiendo y aspira a estar en lo más alto.

Pero tú sí que compaginas snowboard y rítmica.

Tania Lamarca: Como profesora sí lo puedo compaginar. Yo no pude esquiar hasta que me retiré porque tenía que evitar lesiones pero a mí la nieve siempre me gustó mucho. Pero ahora disfruto de un deporte en invierno y otro en verano. Y mira, ¡no me da tiempo a aburrirme!

¿Por qué creéis que la Rítmica, a pesar de sus éxitos deportivos y de la cantidad de niñas y ahora también niños, que hay practicando este deporte, no tiene el eco que merece en los medios de comunicación?

Agueda Vergara: ¡Eso nos gustaría saber a nosotras! No es comprensible que no podamos ver un Campeonato del Mundo por la tele y en directo teniendo en nuestra gimnasia unas Campeonas del Mundo.

Tania Lamarca: Es como una rueda, si no se retransmite el campeonato no hay sponsor y si no hay sponsor no se retransmite. Pero eso le ocurre a todos los deportes minoritarios y curiosamente estos deportes minoritarios son los que más éxitos nos suelen dar en los Juegos Olímpicos. Aunque la Rítmica no es un deporte minoritario en la práctica, hay muchísima gente practicando y trabajando en este deporte.

Y ¿en qué medida ayuda que colegios como New Castelar y empresas privadas como Drasanvi o DVillena se impliquen e inviertan su dinero en ayudar a las gimnastas?

Tania Lamarca: Es importantísimo que recibamos esa ayuda ya sea para organizar campamentos, para ayudar al deporte base o para dar visibilidad a nuestras gimnastas en competición. Y esa apuesta es correspondida con éxito porque no hay más que ver los resultados de nuestras gimnastas y la cantidad de niñas que acuden a Campus como este.

Hablando de visibilidad, Tania. Últimamente te vemos en todas partes dando charlas en las empresas y en otros organismos.

Tania Lamarca: Sí, y estoy muy contenta de que el Gobierno de Aragón haya apostado por mí para que transmita con mi experiencia los valores del deporte porque todos esos valores son aplicables a cualquier ámbito de la vida y especialmente en las empresas. En el mundo laboral con frecuencia se olvida que hay que trabajar en equipo para que todo salga adelante, sacrificarse, trabajar duro… Todo lo que hacemos en el deporte para lograr éxitos se puede trasladar a la empresa para conseguir éxitos a nivel empresarial. Y por lo que me están diciendo las charlas están funcionando porque con nuestro ejemplo la gente que no está vinculada al deporte también encuentra motivación.

¿Crees que es recomendable que este tipo de iniciativas se convierta en algo habitual tanto en organismos oficiales como en empresas privadas?

Tania Lamarca: Yo les diría a todos que cuando un deportista se retira deben “aprovecharse” de él. Porque realmente cuando un deportista se retira no pensamos en todo lo que ese deportista aún puede aportar aunque haya dejado de competir y que sus experiencias se pueden aplicar a la vida laboral porque los valores que se adquieren en el deporte no se pueden encontrar en ningún otro lugar.

Por último, déjanos ser los primeros en felicitarte porque acabamos de saber que te han concedido la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo, una de las distinciones más importantes para un deportista.

Tania Lamarca: Muchas gracias. Estoy muy contenta y emocionada. Es una inyección de energía para seguir adelante con todos mis proyectos. Y gracias a vosotros por apoyarme siempre.

Sigue a Tania Lamarca en Twitter @tanialamarca

Puedes encontrar toda la información sobre este Campus en newcastelar.com

 

Escribir un comentario

Para evitar spam y un uso inadecuado de los comentarios, estos deberán ser validados previamente a su publicación.


Código de seguridad
Refescar

#losJJOOsontodoslosdias

Editado por:
OLIDREAM SPORT,S.L